Mies y el fotomontaje

Naipe d33_nivel 1_chM

Aunque Mies ya había usado el fotomontaje con anterioridad en 1912, será en su propuesta para el proyecto de la Friedrichstrasse donde este adquiera un gran virtuosismo. El fotomontaje final es el resultado de un proceso de abstracción gráfica.

friedrichstrase_montaje

En el primer collage se parte de una imagen de base, sin retocar, en la que se inserta el dibujo a carboncillo del edificio. El edificio aparece como un gigante que contrasta con el entorno. La imagen de cristal contrasta con lo anodino del entorno. Lo importante en este caso es el juego de reflejos que se producirá en la fachada debido a los quiebros de los planos de vidrio.

En la segunda imagen se exagera la perspectiva del edificio y se dibuja un edificio transparente más realista. Aparecen los forjados que ponen de manifiesto esta transparencia. Los reflejos de las fachadas se mantienen. La imagen del entorno se oscurece desdibujándose, lo que hace que se ilumine el edificio. En 1922 Mies escribió:

Solo los rascacielos en construcción revelan los pensamientos constructivos más atrevidos, entonces la impresión que producen los esqueletos de acero de gran extensión es poderosa. Con el alzado de los muros, esta impresión queda completamente destruida. (1)

En la última imagen, que será la definitiva el entorno molesto de la ciudad desaparece, se eliminan elementos como el cableado, que interfieren con el rascacielos y se modifica el encuadre. El entorno ya no interesa, solo es una sombra que realza las cualidades del edificio.  A Mies ya no le interesa su colocación en la ciudad. El fotomontaje se ha convertido en una forma de mostrar su pensamiento, una nueva arquitectura.

A lo largo de toda su obra Mies van der Rohe usa el fotomontaje como medio de expresión gráfica de sus propuestas, como experimento teórico del espacio. Algunos de los collages y dibujos manifiestan una particular aproximación al mundo desde la construcción.

Un claro ejemplo de la importancia que Mies da a esta forma de representación del espacio le llevará a poner en marcha, junto con Walter Peterhans director del departamento de fotografía de la Bahuaus en Dessau, el curso “Visual Training”, en el Departamento de Arquitectura del IIT de Chicago,

 “un curso dedicado a adiestrar el ojo y el sentido del diseño, y a fomentar la apreciación estética en el mundo de las proporciones, las formas, los colores, las texturas y los espacios”. (2)

Mediante el desarrollo de diez ejercicios diferentes se pretendía que los estudiantes adquiriesen un sentido de la proporción. Estos ejercicios iban desde trazar una horizontal y una vertical de diferente grosor o familias de líneas a ejercicios que mezclaban técnicas de trazado y expresión libre como son el collage y la transparencia, la textura, la distribución espacial, la yuxtaposición de materiales…Podemos entender estos ejercicios como una traslación de los modelos de creación de forma y  modelos espaciales que el propio Mies desarrolla en su arquitectura.

El esfuerzo teórico realizado por Mies a través de las imágenes se irá incorporando a su obra construida paulatinamente. La arquitectura será siempre para Mies ante todo un proceso aditivo de profunda reflexión conceptual.

(1)   Mies van der Rohe, “Skycrapers” p.240.

(2)   Mencionado por Antonio Juarez Chicote en su artículo “El todo en el fragmento“

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: